Authentication - Register

Complete the form below to create your account

This will be your public name in the community
We need this to keep you informed about your account

Mandatory data for replying to your request.

Why you'll love MyOlympus

All members get access to exclusive benefits:

  • Member community
  • Register products
  • Extended warranty
  • Monthly newsletter

Wimbledon

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 300mm F4.0 IS PRO • F4.0 • 1/800 • ISO 800

La primera vez que probé una cámara Olympus fue en 2014. En aquel entonces estaba haciendo fotos para la promoción de la Tough Mudder en Europa y Olympus era uno de sus patrocinadores en Alemania. Aún no había salido la OM-D E-M1 Mark II, pero tuve la oportunidad de usar la OM-D E-M1 Mark I.
Desde el momento en que tuve la cámara en mis manos, me impresionó la calidad y ligereza del cuerpo y los objetivos. ¡Era alucinante que una “cosa” tan pequeña pudiera hacer fotos tan buenas! Después de años transportando pesadas cámaras SLR y objetivos aún más pesados, fue un alivio saber que existía o podía existir un sistema diferente con el que no te destrozaras la espalda para hacer fotos profesionales. Sin embargo, muchas veces tengo que disparar rápido y con poca luz; es ahí cuando, lamentablemente, todavía necesitaba usar mi equipo DSLR, especialmente en la fotografía deportiva.

Cada fotógrafo tiene su cámara favorita o un motivo para usar una marca o un equipo determinados. Si eres fotógrafo profesional, obviamente necesitas usar productos de alta calidad. Sin embargo, puesto que mi fotografía es muy variada y me obliga a viajar por todo el mundo, el peso y la compatibilidad son dos aspectos a los que también doy una gran importancia.
Así pues, cuando me invitaron a probar la OM-D E-M1 Mark II en noviembre de 2016, estaba ansiosa por ver si todos los cambios de los que hablaba Olympus se reflejarían realmente en sus nuevos equipos.
Cuando probé la nueva OM-D E-M1 Mark II, me impresionó mucho y me parecieron muy bien todas las funciones nuevas y las mejoras de rendimiento. Sin embargo, antes de olvidarme por completo de mis DSLR, necesitaba coger la OM-D E-M1 Mark II y probar cosas nuevas con ella para ver si podía usarla bajo presión, por ejemplo, durante una competición deportiva internacional.
Tenía muchas ganas de probar de nuevo la Olympus cuando cubriera Wimbledon. Está claro que ir como espectador a ver tenis en Wimbledon es muy divertido, pero tener que ir corriendo todo el día durante 2 semanas transportando un equipo pesado no es tan glamuroso como podría parecer, aunque seas un gran aficionado al tenis como yo. Esta vez esperaba que mis presentimientos sobre la OM-D E-M1 Mark II se confirmaran y poder disfrutar de verdad haciendo fotografías de los partidos sin sentirme agotado después de la primera semana y sin destrozarme la espalda cubriendo el torneo para mi cliente.
No se ven muchas cámaras sin espejo en las competiciones deportivas internacionales, por lo que mi Olympus OM-D E-M1 Mark II llamaba la atención y algunos me miraban raro al inicio del torneo.

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 300mm F4.0 IS PRO • F4.0 • 1/2000 • ISO 800

En un torneo como Wimbledon, el tiempo y las condiciones de iluminación varían mucho y debes usar cámaras y objetivos capaces de hacer frente a cualquier problema o imprevisto. Por supuesto, lo más importante es que sean capaces de capturar instantáneas de acción a alta velocidad.
Debido a los constantes cambios de iluminación (sol/nubes), yo siempre uso una configuración manual, enfoque automático continuo y ráfaga de disparo a velocidad alta o baja; también es importante contar con un modo Área de AF preciso, como el que tiene ahora la OM-D E-M1 Mark II.
¡En la última edición de Wimbledon, usé la cámara Olympus durante las dos semanas sin descanso! No necesité usar mi cámara DSLR para nada y no tuve la sensación de perderme ninguna toma. Por otro lado, las miradas de extrañeza se convirtieron en preguntas de verdadero interés por parte de los fotógrafos que se encontraban a mi lado. Por supuesto que siempre habrá fotógrafos deportivos que duden del rendimiento de una pequeña cámara sin espejo con objetivos pequeños en comparación con el equipo que usan ellos. Pero seguramente tú también lo harías si tuvieras que cargar con cámaras y objetivos que pesan hasta 8 kg cada uno en lugar de un máximo de 1-2 kg para obtener un rendimiento equivalente. “¡Debe haber una buena razón para llevar todo ese peso extra!” Cuando enseñé a mis colegas las imágenes que estaba capturando con la Olympus, se sorprendieron mucho. Así que, ¿quién sabe?, es posible que la próxima vez haya más fotógrafos cubriendo Wimbledon con una cámara sin espejo.

Tengo obviamente mis objetivos favoritos para el tenis y el objetivo M.Zuiko Digital ED 40-150mm F2.8 PRO (equivalente a 80-300) es uno de ellos. Es un objetivo magnífico para el tenis, ya que cuenta con un amplio rango y mantiene la apertura de F2.8 en todos los valores, y esto es algo que va muy bien a medida que avanza el día.

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 40-150mm F2.8 Pro • F5.0 • 1/800 • ISO 250

Esta imagen se tomó desde un lugar que ofrecía una vista elevada de la Pista Central. Un buen lugar para tomar fotos, sobre todo para captar interesantes instantáneas de las sombras de los jugadores cuando el sol cae sobre la Pista Central.

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 8mm F1.8 Pro • F5.0 • 1/60 • ISO 200

Por supuesto, esta hora es ideal para usar el objetivo ojo de pez. Al ser tan pequeño, el ojo de pez de Olympus me gusta aún más porque lo puedo transportar con todo mi equipo "indispensable” para capturar unas imágenes muy chulas. Físicamente no podría hacerlo si tuviera que ir corriendo de una pista a otra llevando mi pesada cámara de fotograma completo.


Obviamente, intento usar un ajuste ISO tan bajo como sea posible; sin embargo, cuando fotografío tenis, aprovecho el gran rendimiento ISO de la cámara y, a veces, uso un ajuste muy alto incluso de día. Tal y como sucede siempre que se fotografía acción (salvo que quieras hacer barridos), necesitas una velocidad de obturación alta. Puesto que la luz cambia constantemente, los jugadores corren hacia áreas con sombra y el sol se oculta tras las nubes, a veces uso un ajuste ISO muy alto para poder concentrarme únicamente en cambiar la apertura y la velocidad de obturación sin tener que preocuparme de que la velocidad de obturación caiga por debajo de 1/1000.

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 7-14mm F2.8 Pro • F4.0 • 1/8000 • ISO 800

Para esta imagen usé el M.Zuiko Digital ED 7-14mm F2.8 PRO (equivalente a 14 mm-24 mm en una cámara de fotograma completo). Lo bueno de esta imagen es que pude colocar la cámara en el suelo y usar la pantalla táctil para tomar la foto. Al colocar la cámara en el suelo sin perder el control total de lo que estaba fotografiando, pude evitar la distorsión de la imagen, algo que no podría haber hecho con mi cámara de fotograma completo.

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 75mm F1.8 • F2.5 • 1/2500 • ISO 400

Este es otro de mis objetivos favoritos para el tenis (M.Zuiko Digital ED 75mm F1.8). Es perfecto para sentarte y capturar la acción. ¡Es equivalente a una cámara de fotograma completo de 150 mm y no te dolerán los brazos de sostenerlo durante todo el partido! 

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 300mm F4.0 IS PRO • F5.6 • 1/3200 • ISO 800


Tomar esta fotografía puede parecer fácil, pero no lo es. Necesitas toda la ayuda posible a la hora de enfocar los ojos y encuadrar la bola en el momento exacto en que los ojos la miran. Poder disparar 16 veces por segundo es una gran ayuda.

Este es el equipo que usé durante Wimbledon: 

2 x Olympus OM-D EM1 Mark II
M.ZUIKO DIGITAL ED 8mm F1.8 Fisheye PRO
M.ZUIKO DIGITAL ED 300mm F4.0 IS PRO (equivalente a una cámara de fotograma completo de 600 mm)
M.ZUIKO DIGITAL ED 75mm F1.8 (equivalente a una cámara de fotograma completo de 150 mm)
M.ZUIKO DIGITAL ED 7mm-14mm F2.8 PRO
M.ZUIKO DIGITAL ED 40mm-150mm F2.8 PRO