Authentication - Register

Complete the form below to create your account

This will be your public name in the community
We need this to keep you informed about your account

Mandatory data for replying to your request.

Why you'll love MyOlympus

All members get access to exclusive benefits:

  • Member community
  • Register products
  • Extended warranty
  • Monthly newsletter

La OM-1, un auténtico portento

En 1972, Olympus presentó la OM-1. Recibió grandes elogios por ser la cámara SLR más pequeña y ligera de su época e incluía numerosas innovaciones en su construcción y diseño. Cincuenta años después, vuelve la OM-1. Aunque su nombre coincide, las diferencias son incontables. Sigue llevando el nombre de Olympus, pero la nueva OM-1 cuenta, además, con el logotipo de OM System. Es la primera cámara que lanza OM Digital Solutions.

Tuve la oportunidad de probar la OM-1 antes de su fecha de lanzamiento y al utilizarla hubo varios detalles que me dejaron impresionado. Ten en cuenta que esto no es una evaluación formal, sino más bien mis impresiones sobre cómo se compara con modelos anteriores, especialmente la E-M1 Mark III y la E-M1X.

La OM-1 comparte la mayoría de características de diseño de la E-M1 Mark III con algunos pequeños cambios. Al ser la primera cámara producida por OM Digital Solutions, cuenta con el logotipo de OM System.

Diseño

Teniendo en cuenta que utilizo cámaras Olympus desde hace mucho tiempo, puedo decir que es realmente cómoda. Al manejarla tienes la misma sensación que con su predecesora inmediata, la OM-D E-M1 Mark III (debo admitir que no echaré de menos teclear ese nombre tan largo). Después de hacer una inspección más exhaustiva de la cámara, rápidamente descubrí cambios sutiles en el diseño.

La OM-1 es ligeramente más grande y pesada que la E-M1 Mark III, y digo ligeramente porque la OM-1 solo pesa 19 g más que su predecesora. Eso equivale más o menos al peso de cuatro hojas de papel tamaño carta. No es una diferencia significativa en absoluto. Uno de los cambios más importantes es el diseño de los selectores de control y el disparador. En la Mark III, los selectores de control frontales y traseros están situados en la parte superior del cuerpo, mientras que el disparador está en el centro del selector frontal. En la OM-1, los selectores están en la carcasa y solo sobresale una parte de cada selector, y el disparador se encuentra justo por encima del selector frontal. El diseño es el mismo que el de la E-M1X. El selector de modo y el interruptor de encendido/apagado están colocados en los mismos lugares que en modelos anteriores y solo les han cambiado ligeramente el aspecto.

Los botones, los interruptores y los selectores tienen un tacto rugoso, que es exactamente lo que esperaba. Al usar la OM-1, en realidad, sientes que la construcción es como más sólida que la de la E-M1 Mark III, y ya es decir porque era una cámara bastante robusta.

La OM-1 toma el diseño de los selectores de control y el disparador de la E-M1X en un cuerpo con un tamaño casi idéntico al de la E-M1 Mark III.

La parte trasera de la OM-1 les resultará cómodamente familiar a los usuarios de Olympus. La única adición es un botón AF-ON específico.

En cuanto a los botones en la parte trasera de la cámara, ahora hay un botón AF-ON específico para aquellos que utilizan el botón de enfoque trasero. El resto de botones están en la misma posición que en la Mark III, pero sí que vi que eran un poco más pequeños. El joystick de la E-M1 Mark III y la E-M1X, que me encanta, también está en la nueva OM-1, pero también es ligeramente más pequeño. En condiciones normales, que estos botones sean más pequeños no es un problema en absoluto, pero si te pasas unos cinco meses al año con guantes como yo, puede que la cámara sea un poco más complicada de manejar. Dicho esto, como nunca he encontrado unos guantes para fotógrafo que vayan bien a -30 ºC, normalmente me los acabo quitando durante unos segundos mientras cambio los ajustes, por lo que, en mi caso, los botones más pequeños no han marcado una diferencia significativa a la hora de hacer fotos.

Hablé con un representante de OM System que me dijo que reducir el tamaño de los botones ayudaba a proteger la cámara de la intemperie. Pensaba que Olympus no podía mejorar su cuerpo sellado contra la intemperie, ¡pero me equivocaba! La OM-1 está calificada como IP53. Es una calificación más alta que la IPX1 de la Mark III. Se considera aún más resistente al polvo, las salpicaduras y la congelación. Definitivamente puedo dar fe de su resistencia a la congelación, porque la he usado en condiciones extremadamente frías durante horas y ni se inmuta. Aguantó más que yo.

Uno de los motivos por los que me encanta mi equipo Olympus es su resistencia. Es lo suficientemente ligero como para llevarlo de aquí para allá todo el día mientras haces fotos a pulso y puede soportar casi cualquier condición meteorológica, incluidas temperaturas bajo cero.

El primer cambio que seguramente cualquiera que esté pensando en cambiar a la OM-1 notará es que lleva una batería distinta. Sin embargo, al usar la nueva batería BLX-1, que es un poco más grande que las baterías anteriores, me impresionó su duración. Actualmente, solo tengo una batería y en ningún momento ha estado a punto de agotarse al realizar fotografías en condiciones de frío. Hubo una noche particularmente gélida a -28 ºC que estuve a la intemperie haciendo fotos durante tres horas y, aun así, al acabar, la batería estaba al 72 %. La batería tiene una capacidad de 520 disparos, en comparación con los 420 de la E-M1 Mark III. Puede que estos sean los datos oficiales, pero ya he hecho un par de sesiones de fotos en las que he almacenado más de mil imágenes en la tarjeta y aún me seguía quedado bastante batería. La cámara viene con un cable USB de carga y es totalmente funcional mientras se está cargando, lo que supone un cambio bienvenido, ya que puedes cargar la cámara y utilizarla al 100 % simultáneamente.

La OM-1 también dispone de una nueva empuñadura de batería. La HLD-10 tiene capacidad para una batería adicional e incorpora un joystick, los botones AF-ON e ISO, y el botón de compensación de la exposición, así como selectores de control y el disparador. Para mí, esto especialmente útil cuando fotografío fauna salvaje.

Primeras fotos

¡De acuerdo! La batería está cargada, las tarjetas de memoria están formateadas. Es hora de empezar a fotografiar. Para realizar el primer test, me incliné por un pequeño faro a una media hora de donde vivo. Esperaba una puesta de sol colorida, pero me tuve que conformar con un cielo bien despejado. Bueno, que así sea, pensé. Solo quería comprobar qué podía hacer la cámara.

En esa primera salida no tenía absolutamente ninguna información sobre el funcionamiento interno de la cámara, pero al haber sido profesor de ciencias, estuve encantado de indagar por mi cuenta. Lo primero que descubrí fue el nuevo visor electrónico y ¡es impresionante! En la medida de lo posible, prefiero componer mis imágenes utilizando el visor electrónico en lugar de depender de la pantalla LCD. La OM-1 cuenta con un nuevo e increíble visor electrónico, una OLED de 5760K puntos. Esto es más del doble de la resolución que ofrecen la E-M1 Mark III y la E-M1X. Proporciona una imagen notablemente más nítida y realista al componer y revisar las tomas. El diseño también es diferente al de la E-M1 Mark III. Los ajustes principales están alineados por debajo de la imagen en lugar de superpuestos a la escena que estás fotografiando. El histograma ahora está en la parte superior izquierda del visor, mientras que los niveles están centrados en la imagen. Como en modelos anteriores, el botón Info te permite alternar entre cuatro opciones de visualización familiares; solo imagen, ajustes principales, ajustes + histograma, ajustes + niveles.

La pantalla LCD trasera de 3” también ofrece una mayor resolución: 1620K puntos frente a 1040K. El diseño es ligeramente diferente al del visor electrónico, pero proporciona la misma información clave.

El nuevo visor electrónico es realmente nítido y brillante, con más del doble de resolución que la E-M1 Mark III y la E-M1X.

Para mi primera toma, probé una imagen horquillada con enfoque manual del faro con el sol brillando a través de hielo. Mi siguiente descubrimiento fue la velocidad de procesamiento. El proceso de apilamiento de enfoque fue rápido, mucho más rápido que en los modelos anteriores, pero os hablaré de ello más adelante.

OM-1 • M.Zuiko 8-25mm F4.0 PRO • 1/500s • F8.0 • ISO200

Después de realizar las primeras tomas del faro, decidí quedarme y fotografiar mucho después de la puesta de sol. Hago muchas fotos con poca luz, así que tenía curiosidad por ver cómo saldrían esas imágenes. En general, reviso las imágenes en el visor en vez de en la pantalla LCD y echando un vistazo rápido me quedé impresionado, aunque la prueba de calidad de imagen real tendría que esperar hasta que llegara a casa.

OM-1 • M.Zuiko 12-40mm F2.8 PRO • 1/4s • F11 • ISO200

OM-1 • M.Zuiko 7-14mm F2.8 PRO • 1/40s • F6.3 • ISO200

Utilicé el modo Starry Sky AF para enfocar las estrellas y, a continuación, capturé el hielo en primer plano con una segunda toma.

Funcionamiento interno

Cuando subí las primeras imágenes y las miré con detenimiento, me quedé realmente impresionado con la calidad de la imagen. Las fotos eran increíblemente nítidas, con una tonalidad de color excelente. Prácticamente no había ruido, ni siquiera en las fotos que había hecho durante la hora azul con ISO moderados. Luego, miré el tamaño de la imagen y me di cuenta de que era de 20 Mpx. Después de pasar unos días realizando tomas con la OM-1 y comprobar algunas de las especificaciones de la cámara, no me decepcionó. Es un sensor completamente nuevo con una potencia de procesamiento increíble. También tuve que recordarme a mí mismo que, con frecuencia, imprimo imágenes de hasta 36” x 48” e incluso, a veces, más grandes para los clientes. No tuve ninguna duda de que podría imprimir esas primeras fotos fácilmente con resultados impresionantes.

Echemos un vistazo al interior de la nueva OM-1.

  1. Sensor: la OM-1 tiene un nuevo sensor CMOS BSI apilado AF Cross Quad Pixel de 20 Mpx, ¡qué nombre tan largo! Al ser un sensor con iluminación posterior, maneja mucho mejor el ruido: dos paradas de mejor rendimiento de ruido que la E-M1 Mark III y una parada de rango dinámico optimizado. Como tal, la OM-1 también tiene un mayor rango ISO: de 200 a 25 600 con un rango extendido a 102 400.
  2. Procesador: la OM-1 está equipada con el nuevo procesador TruePic X. La velocidad del procesador es bastante impresionante. Olympus ha sido líder en fotografía digital, pero eso siempre ha requerido procesar la imagen después de realizar la foto. Al probar el apilamiento de enfoque, LiveND y la función de alta resolución, la velocidad de procesamiento es considerablemente más rápida que la de la E-M1 Mark III. Por ejemplo, en una comparación directa, la E-M1 Mark III tardó 20 segundos en procesar la imagen de alta resolución, mientras que la OM-1 la procesó en tan solo 5 segundos, ¡cuatro veces más rápido! En muchas ocasiones, no utilizo alta resolución durante una puesta de sol debido a este tiempo de espera. La luz cambia demasiado rápido, pero eso, desde luego, no va a ser un problema tan importante con la OM-1.
  3. Autoenfoque: el sensor y el procesador nuevos también hacen que mejore mucho el enfoque automático. El AF de cuatro píxeles en cruz significa que hay una cobertura de AF del 100 % en el encuadre con un total de 1053 puntos de AF en cruz con detección de fase. Así es, ¡más de 1000 puntos de enfoque cubriendo todo el encuadre! El enfoque automático es más rápido y preciso, pero con tantos puntos de enfoque es importante seleccionar la mejor opción para el sujeto en cuestión. Los patrones de enfoque son similares a los que estarán acostumbrados los usuarios de Olympus, excepto que ahora el punto único es mucho más pequeño. Pero, incluso ese "punto único" en realidad tiene cuatro puntos de enfoque. Los usuarios también pueden crear varios patrones de enfoque personalizados.

La OM-1 tiene 1053 puntos de enfoque que cubren el nuevo sensor al 100 %.

  1. Disparo secuencial : la OM-1 captura 50 fps en C-AF y 120 fps en S-AF usando el obturador electrónico. Los disparos a alta velocidad están libres de blackout a través del nuevo visor electrónico. Además, ahora hay tres opciones ProCapture en el menú en lugar de solo dos, y puedes capturar hasta 70 fotogramas predisparo en lugar de solo 35, como con la E-M1 Mark III.

Una remodelación

Una de las funciones que siempre me ha encantado de las cámaras Olympus es el Super Control Panel. Te permite ver y cambiar la mayoría de ajustes rápidamente sin tener que profundizar en el menú. El nuevo SCP tiene una apariencia más simplificada y ordenada, pero te permite igualmente acceder a la mayoría de ajustes importantes.

La versión simplificada del Super Control Panel se presentó por primera vez en la E-M1 Mark III. Aunque no es exactamente el mismo en la OM-1, el nuevo SCP ofrece un aspecto más sencillo y ordenado. Además, facilita el control táctil.

Camarero, ¡otro menú, por favor!

Hablando de remodelaciones, la OM-1 tiene un nuevo sistema de menú. ¡Bien! El nuevo menú está bastante logrado y es mucho más intuitivo. A primera vista, puede parecer que los diseñadores simplemente han cambiado los elementos del menú de una orientación vertical a una horizontal y han añadido un toque de color, pero, sin duda, es mucho más que eso. Muchos elementos se han trasladado a zonas del menú que tienen mucho más sentido. Por ejemplo, Camera 2 ahora está dedicada exclusivamente a fotografía digital.

La forma de navegar por el menú también ha cambiado. Después de presionar el botón Menú, se usa el selector frontal para moverse por los encabezados del menú, mientras que el selector trasero se usa para navegar de una página a otra dentro de un encabezado. El teclado de flechas se usa para moverse a elementos específicos del menú en una página y luego, para activar dicho elemento, se presiona el botón OK. La navegación es bastante intuitiva excepto por el hecho de que mi memoria muscular se interponía en el camino. En versiones anteriores, se presionaba la tecla de flecha derecha para acceder a un elemento del menú. Ahora solo se usa el botón OK para profundizar más, cosa que tiene mucho sentido. Me llevó varios días acostumbrarme, pero debo admitir que el diseño es mucho más agradable que en modelos anteriores.

Navegar por el menú de la OM-1 es bastante fácil y más intuitivo. Por supuesto, mi parte favorita es la opción personalizable "My Menu", que te permite añadir las funciones que utilizas más a menudo.

Otra característica interesante de la OM-1 es que se puede acceder directamente a opciones del menú específicas desde varios botones de función. Por ejemplo, dado que uso Focus Stacking habitualmente, reprogramé el AEL para esa función. Si presionas dicho botón, activas o desactivas la función, pero si lo mantienes presionado durante aproximadamente 2 segundos te lleva directamente al menú Focus Stacking para que puedas realizar cambios rápidamente. Es un buen cambio.

Fotografía digital

Recuerdo cuando se introdujo Live Composite en la E-M1 por primera vez. Pensé que era un nuevo invento que tendría muy poco uso práctico. ¡Madre mía, qué equivocado estaba! Olympus ha sido pionera en fotografía digital y nos ha permitido ver el mundo de formas que otras cámaras sencillamente no pueden. Se han realizado varias mejoras a estas funciones.

  1. LiveND: la función LiveND se ha ampliado a seis paradas (ND64), de las cinco paradas originales en la E-M1 Mark III.
  1. Live Composite: ahora, la función Live Composite se puede utilizar a pulso. No la voy a probar para tomas de rastros de estrellas de una hora, pero capturar fuegos artificiales, relámpagos o rastros de tráfico debería ser posible sin trípode. Y aún más importante para mí es que el rango ISO se ha ampliado a 6400 en comparación con un límite superior de 1600 en modelos anteriores.
  2. Apilamiento de enfoque/Horquillado: no se han realizado cambios en el apilamiento de enfoque ni el horquillado. El límite superior sigue siendo 15 y 999 disparos respectivamente. Aunque no está directamente relacionado con la función, el hecho de que los puntos de AF tengan una cobertura del 100 % hará que esta función sea más fácil de usar en muchas circunstancias.
  3. Disparos en alta resolución: el acceso a la función de alta resolución se ha simplificado mucho. Al realizar fotografías, ahora el botón de grabación de vídeo se ha rediseñado para habilitar la fotografía en alta resolución. Como fotógrafo de paisajes, aprecio lo rápido que puedo activar y desactivar este modo. También se han añadido otros controles adicionales. Ahora, las tomas a pulso en alta resolución se pueden grabar a 25 o 50 Mpx + RAW. Las tomas en alta resolución con trípode se mantienen en 80 Mpx, pero ahora está disponible la opción de disparar a 25 o 50 Mpx. Una gran adición es que se ha añadido una opción de retraso. En el modo a pulso, puedes programar un tiempo de espera de 1/8 s, 1/4 s, 1/2 s o 1 s. En modo con trípode, el retraso puede llegar hasta los 30 s. Además, para cambiar rápidamente del modo a pulso al de trípode, solo tienes que presionar el botón de grabación y girar uno de los selectores de control. Aparece el menú de alta resolución y puedes realizar cambios rápidos en la configuración.

Independientemente de la función, la mejora aplicable a todas ellas es la velocidad de procesamiento. Por ejemplo, OM System afirma que la velocidad de procesamiento para disparos en alta resolución es 2,5 veces mayor que en la E-M1 Mark III, pero según mi experiencia, es incluso más rápida que eso.

OM-1 • M.Zuiko 12-100mm IS F4.0 PRO • 1/50s • F7.1 • ISO500

Una toma a pulso en alta resolución. Con el procesador TruePic X más rápido, hay mucho menos tiempo de espera entre tomas. Esto puede ser de vital importancia cuando la luz cambia rápidamente.

Detección de sujetos

Una de las cosas que esperaba con más ganas era ver si la OM-1 incorporaba detección inteligente de sujetos. Había comenzado a confiar en la detección y el seguimiento de aves de la E-M1X, por lo que me complació ver que habían incluido esta función en la OM-1. ¡Pero espera, eso no es todo! Además de la función de detección de trenes, aviones, automóviles (tío, como echo de menos a John Candy) y pájaros, ahora incluye detección de animales, específicamente gatos y perros. Como fotógrafo ocasional de fauna salvaje, esperaba una función de detección de animales que incluyera una gama más amplia de bichos, pero me consta que funciona increíblemente bien con zorros, lobos e incluso alces.

Durante mi período de prueba de la nueva cámara, he tenido muy pocas oportunidades de fotografiar fauna salvaje. Pude capturar algunos pájaros (funcionó increíblemente bien, incluso mejor que la E-M1X), pero lo que realmente me impresionó fue cuando probé esta función con mi husky. Se llama Squish y ¡puede correr muy rápido! Lo hice correr desde unos 100 metros de distancia y mantuve el dedo en el obturador mientras corría hacia mí. Sin exagerar, casi el 100 % de las tomas fueron nítidas. Usé tanto el obturador mecánico como el electrónico y obtuve resultados igual de buenos. Puede que estés pensando "pero, era simplemente un perro". Bueno, si cualquier otro animal corre hacia mí a esa velocidad, ¡dejaré caer la cámara y correré por seguridad! Tengo muchas ganas de probarla con cachorros de zorro en primavera.

OM-1 • M.Zuiko 150-400mm F4.5 TC 1.25x IS PRO • 1/3200s • F5 • ISO1600

OM-1 • M.Zuiko 150-400mm F4.5 TC 1.25x IS PRO • 1/2500s • F6.3 • ISO1000

Reflexiones finales e imágenes

La OM-1 se ha convertido en la cámara insignia de la nueva empresa. Mi historia personal con la fotografía se remonta hasta casi la OM-1 original. En 1976, cuando solo tenía 12 años, compré la OM-1n y desde entonces he fotografiado con Olympus.

En el momento de escribir este artículo, llevaba usando la nueva OM-1 durante aproximadamente 3 semanas. Realmente ha reavivado mi pasión por el oficio. La cámara no hace al fotógrafo, pero seamos sinceros, como con casi todas las actividades creativas, cuanto mejores sean las herramientas, mejores serán los resultados, y esta cámara me ha dado resultados fantásticos. Desde la increíble calidad de imagen hasta el nuevo visor electrónico, desde el AF ultrarrápido hasta la mayor velocidad de procesamiento, la OM-1 ha superado mis expectativas.

OM-1 • M.Zuiko 8-25mm F4.0 PRO • 10s • F4.0 • ISO1600

Una panorámica de tres tomas

OM-1 • M.Zuiko 8-25mm F4.0 PRO • 0.4s • F7.1 • ISO200

OM-1 • M.Zuiko 8-25mm F4.0 PRO • 1/400s • F8 • ISO200

OM-1 • M.Zuiko 8mm F1.8 Fisheye PRO • 1/8s • F7.1 • ISO1000

OM-1 • M.Zuiko 7-14mm F2.8 PRO • 1/13s • F2.8 • ISO1600

OM-1 • M.Zuiko 7-14mm F2.8 PRO • 20s • F2.8 • ISO3200

OM-1 • M.Zuiko 8-25mm F4.0 PRO • 1/40s • F7.1 • ISO200

OM-1 • M.Zuiko 8-25mm F4.0 PRO • 0.4s • F7.1 • ISO500

OM-1 • M.Zuiko 12-100mm F4.0 IS PRO • 1/1000s • F7.1 • ISO200


Productos destacados:


Sobre ti

Más información sobre Peter Baumgarten

About the author

Related Tags

Comments

  • Olympus OM-D Webcam Beta

    Utiliza tu cámara OM-D como si fuera una webcam para hacer videoconferencias en directo. Cada vez se utilizan más las videoconferencias para contactar con amigos, familiares o compañeros de trabajo. Por eso, estamos encantados de presentar el software OM-D Webcam Beta de Olympus. Este software gratuito te permite seleccionar cámaras OM-D para utilizar aplicaciones de videoconferencias.
    E-M1X
  • Actualización de firmware: más libertad creativa con exposiciones prolongadas

    Algunos compañeros fotógrafos dicen que soy ‘adicto a la noche’, y quizás tengan razón. La noche y la calma, y a veces también la soledad, me parecen fascinantes. En los talleres me suelen preguntar por qué uso cámaras Olympus con un sensor MFT para la fotografía nocturna. El motivo es que Olympus me ofrece una serie de funciones y opciones inigualables. Las funciones Tiempo Real, Bulb en directo y Live Composite me permiten...
    E-M1 Mark II
  • Primera impresión del teleconvertidor MC-20 M.Zuiko Digital de 2 aumentos

    Si hace dos años me hubieran preguntado si estaba interesado en usar un convertidor de 2 aumentos, la respuesta habría sido un rotundo “no”. Había tenido algunas malas experiencias al usar mi antiguo sistema DSLR, que dio como resultado una baja calidad de imagen y un enfoque automático poco fiable. Cuando se me pidió probar el nuevo teleconvertidor MC-20 M.Zuiko Digital de 2 aumentos de Olympus, me sentí tímidamente...
    M.Zuiko Digital ED 40-150 F2.8