Authentication - Register

Complete the form below to create your account

This will be your public name in the community
We need this to keep you informed about your account

Mandatory data for replying to your request.

Why you'll love MyOlympus

All members get access to exclusive benefits:

  • Member community
  • Register products
  • Extended warranty
  • Monthly newsletter

Las grandes cualidades de los más pequeños

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 7-14mm F2.8 PRO • F11.0 • 1/2s • ISO 200

Ya han pasado un par de años desde que me pasé al sistema Olympus. Al principio, muchos conocidos me decían que acabaría volviendo al formato de 35 mm. Para ser sincero, al principio tuve mis reservas, pero hoy me río solo de pensarlo. Los aficionados al deporte (senderistas y excursionistas) saben que es importante prestar atención a la carga (el peso) que han de transportar.
Con mi anterior sistema de 35 mm, tenía que cargar con aproximadamente 5 kg de peso. Estos 5 kg incluían el cuerpo, el 14-24 mm 2.8, el 24-70 mm 2.8, el 70-200 mm 2.8, convertidores y baterías, etc. Y, además de eso, la comida diaria que necesita un excursionista o senderista. Mi sistema Olympus, que hoy me acompaña en todo momento, pesa alrededor de 3 kg y me permite llevar un objetivo más en la mochila. Cuando pasas unos cuantos días inmerso en la naturaleza, es normal tener que llevar otras cosas en la mochila, con el consiguiente incremento de peso. En ese sentido, también solían decirme que debía entrenar más. ¡Pero mi intención nunca ha sido entrenar! En realidad, lo que quiero es destacar con eficiencia y efectividad.

Obviamente, el peso no es lo único que cuenta para disponer de un buen sistema. Todo el concepto debe estar organizado de manera armoniosa para que se pueda crear la sinergia entre el viaje y las fotografías. Me gustaría destacar un par de funciones que son absolutamente imprescindibles para mí hoy en día. Cuando me voy de viaje con personas que comparten mis gustos, las funciones de mi sistema suelen llamar la atención, lo que se traduce en un "¡Guau! ¡Qué pasada!". Aunque debo reconocer que esto siempre me saca una sonrisa. Pero veamos, ¿cuáles son esas funciones?

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 7-14mm F2.8 PRO • F8.0 • 1/80s • ISO 640

Todo el sistema cuenta con una excelente estabilidad y es extremadamente sólido. Además, debo recalcar que el sistema también es totalmente resistente al agua. Nieve, lluvia, barro, polvo... Tanto la cámara como el objetivo aguantan todo tipo de condiciones sin problema. Mis rutas de senderismo son la mejor situación para poner a prueba estas características: bajo la lluvia, por ejemplo, puedo estar seguro de que mi equipo no se verá dañado por las inclemencias del tiempo. Durante el evento Oberstdorfer Fotogipfel 2018, participé en el Olympus Instahike con los olympusXplorers. Pude tomar las fotografías con mi equipo bajo la lluvia casi sin preocupaciones, y eso que aquel día nos tuvimos que enfrentar a una cantidad de agua similar a la de un monzón, con granizo y todo lo que ello conlleva.

OM-D E-M5 Mark II • M.Zuiko Digital ED 12-100mm F4.0 PRO • F4.5 • 1/80s • ISO 200

Pero no fue la lluvia en sí lo que me sorprendió, sino el hecho de que los participantes que no llevaban equipo Olympus estaban verdaderamente asustados y, en el sentido literal de la palabra, se veían obligados a esconder sus equipos, puesto que la excelente estabilidad a la que me refería antes solo está disponible con una cámara Olympus.
Gracias al estabilizador de 5 ejes del sistema, es posible hacer fotos en 2 segundos sin necesidad de usar las manos. Un momento, ¿cómo dices? Sí, eso mismo: con una exposición de 2 segundos e incluso hacia arriba. El enfoque automático funciona muy bien en la oscuridad y enfoca con facilidad. Además, mi sistema puede ofrecer asistencia a los fotógrafos que no trabajan con Olympus de la siguiente manera: cuando hago fotografías en la oscuridad, a veces sin trípode, ellos pueden tomar mis ajustes como referencia y aplicarlos en sus cámaras. Suelo oír comentarios como "las fotos no salen nítidas" o "no puedo enfocar bien". Bueno, eso se debe a que los productos que no son de Olympus no cuentan con un estabilizador de 5 ejes. Y lo que es aún mejor: al combinar el estabilizador de 5 ejes con el nuevo objetivo 12-100 mm F4.0 Pro, se obtienen efectos sinérgicos radicales que permiten, por ejemplo, estabilizar hasta 6,5 niveles de diafragma. No es que esto esté bien, es que es simplemente impresionante.

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 12-40mm F2.8 PRO • F8.0 • 1/5s • ISO 200

Con una exposición más prolongada, Live Composite, Tiempo Real o Bulb en directo, los usuarios de otros fabricantes tienen que calcular los tiempos de exposición manualmente y ajustarlos también de forma manual, lo que en mi opinión requiere demasiado tiempo. Por el contrario, gracias a mi Olympus, yo no tengo que llevar a cabo ajustes complicados en mi sistema. Olympus ofrece una solución muy cómoda: el usuario solo tiene que observar la pantalla para comprobar si la imagen tiene la exposición correcta de acuerdo con sus propias preferencias subjetivas.

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 7-14mm F2.8 PRO • F11.0 • 1/2s • ISO 200

Como resumen, para aquellos a los que les guste el minimalismo, podemos utilizar una analogía con el principio económico del mínimo: conseguir un objetivo (fotos de excelente calidad) con el mínimo esfuerzo (menor peso y tamaño en el equipaje).

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 12-100mm F8.0 PRO • F11.0 • 1/80s • ISO 200

Para finalizar, me gustaría recordar las palabras de Sebastian Kneipp: "La naturaleza es la mejor farmacia".