Authentication - Register

Complete the form below to create your account

This will be your public name in the community
We need this to keep you informed about your account

Mandatory data for replying to your request.

Why you'll love MyOlympus

All members get access to exclusive benefits:

  • Member community
  • Register products
  • Extended warranty
  • Monthly newsletter

Un objetivo que puede descartar a todos los demás

Como fotógrafo de exteriores, el peso de todo lo que llevo juega un papel importante en cada uno de mis viajes. Al elegir qué objetivos llevar conmigo, a menudo me inclino por opciones que algunos nunca consideran: los superzooms. Y para mi sorpresa, esto sigue asombrando a muchos.

Estar al aire libre despierta tus sentidos y te recuerda que debes apreciar las pequeñas cosas de la vida. Puede ser la facilidad y la tranquilidad de ver una hermosa puesta de sol desde una playa escondida o disfrutar de una comida caliente alrededor de una hoguera después de un largo día de senderismo.

Estar en la naturaleza y embarcarme en diferentes micro aventuras me ayuda a poner eso en práctica.

E-M1 Mark III • M.Zuiko 12-200mm F3.5-6.3 • 42mm • 1/160sec • F5.4 • ISO320

Barco + hombre, Islas Feroe

Al trabajar al aire libre, tengo la posibilidad de verme en ambientes muy diferentes: senderismo en las montañas, acampar en los bosques o hacer kayak a lo largo de las costas de Dinamarca. Años de experiencia me han enseñado a reducir al mínimo todo lo que llevo, no solo el equipo de cámara, ya que todo el exceso de peso le resta goce al viaje en sí. Mantenerme lo más ligero posible es crucial para mí.

Más tiempo, más aguante

Conseguí mi primera cámara Olympus OM-D en 2015 mientras estudiaba educación al aire libre en Noruega. La E-M5 Mark II fue una revelación para mí, ya que era lo suficientemente pequeña y ágil para llevarla conmigo en cada viaje y expedición que hicimos en nuestros estudios.

La cámara se convirtió en mi caballo de batalla a la hora de documentar las numerosas aventuras y probé su sistema en todo tipo de climas; desde la lluvia y las condiciones de niebla de las montañas noruegas, hasta las expediciones de esquí de varios días a -20 grados en Svalbard.

E-M1 Mark III • M.Zuiko 12-200mm F3.5-6.3 • 12mm • 1/800sec • F8.0 • ISO250

Faro, Islas Feroe

A lo largo de estos viajes, me di cuenta de lo importante y valiosa que puede ser una configuración de cámara ligera. Por ejemplo, en nuestra expedición de esquí en Svalbard tuvimos que tirar de un trineo de entre 40 y 50 kilogramos durante 13 días, por lo que meter en la mochila algunos kilos extra de objetivos simplemente no era una opción. Rápidamente aprendí a apreciar cómo elegir las cámaras Olympus me ha ayudó a reducir el peso, pero también a tolerar el clima cuando la naturaleza se volvió en nuestra contra.

Otro aspecto importante de ir ligero es que me permite fluir con mayor facilidad cuando estoy en mis viajes. De esta manera, puedo gastar mi energía en disfrutar de las experiencias y capturar cómodamente los momentos únicos que contribuyen a contar las historias que aspiro a compartir con vosotros.

¿Podría existir un objetivo todo en uno?

Cuando voy a mis viajes al aire libre o voy a viajar al extranjero, normalmente llevo de 2 a 4 objetivos, dependiendo del propósito y el tipo de imágenes que planeo crear. Además de elegir unos cuantos objetivos de focales fijas seleccionados, siempre llevo conmigo un determinado tipo de objetivo; uno de mis superzooms, el M.Zuiko 12-200mm F3.5-6.3 o el M.Zuiko 14-150mm F4.0-5.6 ll.

Ambos son versátiles, resistentes a la intemperie, ligeros y me permiten capturar tanto las tomas de paisaje en horizontal como los disparos teleobjetivo extra en primer plano. Al llevar este tipo de objetivo a mis aventuras, puedo satisfacer la mayoría de mis necesidades sin preocuparme por cambiar de objetivo todo el tiempo en el terreno o con mal clima.

E-M1 Mark II • M.Zuiko 14-150mm F4.0-5.6 II • 14mm • 1/160sec • F4.0 • ISO64

Sierra de Seealpsee, Nebelhorn, Sur de Alemania

La mayoría de mis viajes normalmente son de varios días, en los que hago senderismo en diferentes terrenos y/o en diversas condiciones climáticas, dependiendo de la temporada y la ubicación. Por lo tanto, realmente aprecio, y priorizo, la capacidad de capturar las tomas que quiero sin obligarme a «pausar el momento» para perder un tiempo valioso cambiando de objetivo. En cambio, me permite concentrarme en el punto donde sucede la «magia fotográfica».

E-M1 Mark II • M.Zuiko 14-150mm F4.0-5.6 II • 29mm • 1/40sec • F4.9 • ISO64

Lago Seealpsee, Nebelhorn, Sur de Alemania

Un ejemplo de esto fue mi viaje de senderismo a la emblemática montaña Nebelhorn en el sur de Alemania. Era una cálida noche de verano y el sol acababa de alcanzar su punto máximo a través de las nubes. Recuerdo cómo la cálida luz dorada tocaba la cresta de la montaña donde mi amigo estaba de excursión.

Aquí, el 14-150mm II era el objetivo todo en uno perfecto para capturar el momento de la puesta del sol, así como el emblemático Seealpsee en los colores del atardecer y con el paisaje montañoso infinito detrás de él.

12-200mm: libertad versátil con telezoom

El objetivo 12-200mm ha estado conmigo en muchas de mis aventuras recientes alrededor del mundo. He podido probarlo al hacer senderismo en los paisajes lluviosos y brumosos de las Islas Feroe, y en las frías y nevadas montañas de invierno del norte de Noruega.

En mi viaje a las Islas Feroe, fui de excursión con un grupo de amigos a explorar el majestuoso paisaje. Dado que la mayoría de nuestros días de caminata eran largos, era importante que mi mochila fuera lo más ligera posible y que mi equipo de cámara no fuera la parte que aumentara el peso.

E-M1 Mark II • M.Zuiko 12-200mm F3.5-6.3 • 200mm • 1/800sec • F6.3 • ISO200

Luna, Islas Feroe

En este viaje, disfruté de tener una lente tan versátil, ya que me permitió capturar el impresionante paisaje con las famosas ovejas feroesas caminando en las tierras altas, así como las fotos con mucho zoom de la luna detrás de la montaña distante y las aves que surcaban el aire.

Llevar un objetivo como este me dio una sensación de libertad de poder disparar sobre la marcha cuando caminábamos por el hermoso paisaje.

E-M1 Mark III • M.Zuiko 12-200mm F3.5-6.3 • 80mm • 1/250sec • F6.1 • ISO200

Oveja, Islas Feroe

Me parece que el 12-200mm encaja muy bien con la serie E-M1 de cuerpos de cámara. Con un peso de 455 gramos, tiene una configuración agradable y ligera y un excelente equilibrio de ambos.

14-150mm II: el objetivo ligero de viaje definitivo

El 14-150mm II fue mi primer objetivo telezoom y me ha acompañado en innumerables aventuras y viajes por todo el mundo, como navegar en el Caribe, hacer kayak en Dinamarca y senderismo en las montañas del sur de Alemania, Suiza y Madeira.

Creo que el 14-150mm II se equilibra bien con los cuerpos de cámara más pequeños de la serie E-M5. Con un peso de solo 285 gramos, tiene una configuración agradable y ligera.

Mediante la suma de 1 o 2 objetivos de distancia focal fija pequeños (p. ej., M.Zuiko 17mm F1.8, 25mm F1.8 o el 45mm F1.8) obtengo una gran configuración de kit de viaje que puede cubrir la mayoría de las situaciones y que puede caber en una bandolera pequeña y discreta, u ocupar poco espacio en mi mochila. Si viajo solo con equipaje de mano, también me gusta mucho llevar esta configuración.

E-M1 Mark III • M.Zuiko 14-150mm F4.0-5.6 II • 18mm • 1/1250sec • F4.2 • ISO200

Senderista, Suiza

Llevé el objetivo 14-150mm II a mi viaje de senderismo en Suiza, donde el calor del verano hizo que fuera importante llevar lo menos posible. Por suerte, después de un largo día de caminata hacia las montañas, pudimos refrescarnos en el lago de la montaña que se ve en el fondo.

E-M5 Mark III • M.Zuiko 14-150mm F4.0-5.6 II • 56mm • 1/1000sec • F5.5 • ISO250

Ballena, Madeira

En mi viaje a Madeira, aprecié la versatilidad del objetivo 14-150mm II. Por ejemplo, en un viaje de avistamiento de ballenas, el 14-150mm II demostró su valor, ya que pude obtener los primeros planos de un cachalote que se zambulló a 50 metros de nuestro barco. Conseguí la toma sin tener que llevar un gran objetivo voluminoso en la pequeña lancha o interrumpir a los otros pasajeros. En lugar de eso, podía sacar las fotos fácilmente desde mi asiento.

Encuentra lo que te funciona

Si buscas un objetivo simple pero potente para cualquiera de tus cámaras Olympus u OM SYSTEM, te animo a que le eches un vistazo más de cerca a los objetivos 12-200mm y 14-150mm II. Dependiendo de tus necesidades y tipo de fotografía, uno de ellos podría ser el único objetivo que necesites para la mayoría de tus imágenes.

Otro aspecto que disfruto cuando viajo es el poder mezclarme con el entorno. Y me parece que esto es mucho más fácil de hacer cuando se viaja con una pequeña configuración de cámara, que consiste en llevar pocos objetivos o unos que sean pequeños. Esto realmente no se puede hacer con objetivos y cámaras grandes.

Pienso que llevar un objetivo telezoom me permite adaptarme rápidamente a las situaciones fotográficas que me encuentro. De esta manera, a menudo me las arreglo para capturar las fotos más reales y auténticas sin dejar de disfrutar el momento. Además, el sellado contra la intemperie de estos objetivos te permite usarlos en todas las condiciones que puedas encontrar en tus aventuras.

Así que sal, sé creativo y disfruta de la sensación de ligereza de una pequeña configuración de cámara. Te invito a ver mis aventuras fotográficas en Instagram (@dvphoto.dk) y a encontrar inspiración para tus próximos viajes al aire libre.


Productos destacados:


About the author

Related Tags

Comments

More from ‘Adventure Landscape’