Authentication - Register

Complete the form below to create your account

This will be your public name in the community
We need this to keep you informed about your account

Mandatory data for replying to your request.

Why you'll love MyOlympus

All members get access to exclusive benefits:

  • Member community
  • Register products
  • Extended warranty
  • Monthly newsletter

Disfrutar fotografiando paisajes: la cámara M.Zuiko Digital ED 12-100mm 1:4.0 IS PRO en el día a día

E-M1 Mark II • M.ZUIKO DIGITAL ED 12-100mm 1:4.0 IS PRO • 1:8 • 1/125s • ISO 64

"F8 and be there": se trata de una cita de Jim Brandenburg, un antiguo maestro de la fotografía de naturaleza, y si entonces ya hubiera empezado a hacer fotografías con las MFT, la cita sería: "F4 and be there". A pesar de las tendencias, como por ejemplo trabajar con el diafragma abierto y una baja profundidad de campo, este enfoque es, en mi opinión, un leitmotiv, sobre todo en la fotografía de paisajes. Y es entonces cuando el 12-100mm PRO entra en juego. Al principio lo había ignorado como objetivo para mi equipo, ya que el diafragma de 4.0 en el sensor de los MFT me parecía demasiado pequeño teniendo en cuenta los dos niveles de diafragma en cuanto al efecto de la profundidad de campo para un formato completo.

Ya he probado otros objetivos PRO con diafragma F2.8 de 7-150mm (7-14, 12-40, 40-150) y no podría estar más contento con él. Aun así, me llevé el 12-100 a un largo viaje a Spitzbergen, el noreste de Groenlandia e Islandia y he aquí ... de las 7000 fotos que me traje en el disco duro, casi 4000 las saqué con este objetivo y, de las 200 mejores fotos, 128, dos tercios, las expuse con esta óptica.

¿Pero qué me ha llevado a recurrir a este objetivo tantas veces? Me gustaría resaltar cuatro aspectos. Por una parte, que siempre que las condiciones metereológicas sean adversas o haya poco tiempo cada cambio de objetivo supone un riesgo y que, por lo tanto, considero que el rango de enfoque de 12-100mm (equivalente a 24-200mm en 35 mm) es muy práctico para la fotografía de paisajes. Es suficiente para la mayoría de las imágenes muy angulares y todavía puedo resaltar algún que otro detalle o comprimir la perspectiva. El equipo PRO es resistente al polvo, a las salpicaduras y a la congelación, por eso es tan robusto.

E-M1 Mark II • M.ZUIKO DIGITAL ED 12-100mm 1:4.0 IS PRO • 1:8 • 1/200s • ISO 200

E-M1 Mark II • M.ZUIKO DIGITAL ED 12-100mm 1:4.0 IS PRO • 1:8 • 1/250s • ISO 200

Otro aspecto es que la gama de diafragmas de F4 - F8 funciona en la mayoría de paisajes. La calidad del objetivo es tan buena que tras la primera prueba crítica del resultado fotográfico tuve claro que es posible utilizarlo sin perder calidad, ya que los detalles más pequeños son precisos y las fotos no salen distorsionadas ni decoloradas. Su desenfoque y la distancia mínima de enfoque de unos 25 cm en el 100 mm (200 mm en un sistema de 35 mm) posibilita que el F4 tenga una profundidad de campo de solo 0,05 cm, gracias a la cual es más fácil quitar el objetivo. Para lograr un resultado parecido con un sensor de imágenes pequeñas, el objetivo del F2.8 / 200 mm debería tener una distancia mínima de enfoque de 40 cm. Pero no hay objetivos con dicha distancia mínima de enfoque.

E-M1 Mark II • M.ZUIKO DIGITAL ED 12-100mm 1:4.0 IS PRO • 1:8 • 1/80s • ISO 200

El tercer aspecto sería el estabilizador de imagen, ya que trae un estabilizador de cámara en el objetivo, como en el 300 (Sync-IS), e infinitas posibilidades. Esto amplía el campo de aplicación a menos luz y mayor resolución todavía más. Las imágenes muy angulares y en un rango normal (12-30mm) con hasta 1s salen muy nítidas.

E-M1 Mark II • M.ZUIKO DIGITAL ED 12-100mm 1:4.0 IS PRO • 1:8 • 1/50s • ISO 200

Como último punto me gustaría mencionar el diámetro de rosca de 72 mm, gracias al cual puedo utilizar un pequeño sistema de filtros. De esta manera, en lugar del objetivo de 100 mm, puedo recurrir al sistema de 75 mm y ahorrar espacio y evitar que las fotos salgan deterioradas o borrosas, lo cual también me facilita la vida cuando las condiciones son malas. 

E-M1 Mark II • M.ZUIKO DIGITAL ED 12-100mm 1:4.0 IS PRO • 1:8 • 1/125s • ISO 64

Ese es otro punto a favor cuando dependes de la cámara para un largo viaje con poco peso y espacio y, a pesar de los filtros específicos, tienes que llevarla en la funda. El 12-100 se ha hecho un hueco importante en mi equipo y, junto con los pequeños 45 F1.8 o el 60 F2.8 Makro y el sistema de filtros de 75 mm, el equipo es compacto y minimalista, pero ofrece una calidad de imágen profesional y una gran libertad de diseño.

Todas las imágenes de este reportaje se han hecho con las cámaras Olympus OM-D E-M1 MARK II y M.Zuiko Digital ED 12-100mm 1:4.0 IS PRO.