Authentication - Register

Complete the form below to create your account

This will be your public name in the community
We need this to keep you informed about your account

Mandatory data for replying to your request.

Why you'll love MyOlympus

All members get access to exclusive benefits:

  • Member community
  • Register products
  • Extended warranty
  • Monthly newsletter

Focas grises en la bahía de Heligoland

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 12-40mm F2.8 PRO • F5.6 • 1/250 • ISO 200

Durante la primera semana de diciembre, fui con seis participantes del taller de trabajo a la isla de Heligoland, donde pudimos observar durante cinco días un espectáculo natural realmente impresionante y capturarlo con nuestras cámaras Olympus.

La isla Heligoland se encuentra a unos 70 km al noroeste de Cuxhaven, en la costa alemana, y es difícil de ver en un mapa a primera vista porque tiene un área de tan solo cuatro kilómetros cuadrados. La isla es muy popular entre los fotógrafos de animales y los biólogos porque cuenta con las mejores condiciones para observar, investigar y fotografiar focas grises entre otras especies de foca y una gran diversidad de aves. Una época especial para los fotógrafos es entre diciembre y enero, cuando las focas grises dan a luz a sus crías en la isla de Heligoland. Vale la pena aguantar las inclemencias meteorológicas al cruzar, el viento, la humedad y el frío para obtener fotos y vídeos de momentos muy íntimos de estos espectaculares animales.

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 300mm F4.0 IS PRO + M.Zuiko Digital 1.4x teleconverter MC‑14 • F5.6 • 1/400 • ISO 800

El viento y la humedad pueden resultar verdaderamente molestos para tu equipo fotográfico, e incluso para ti, cuando fotografías en esta época del año. Por lo tanto, debes prepararte adecuadamente para fotografiar focas grises mientras estás acostado boca abajo durante varios días para poder salir ileso y disfrutar de la experiencia durante horas.

Con la Olympus OM-D E-M1 Mark II y los objetivos M.Zuiko PRO, tendrás todo lo que necesitas gracias a su diseño robusto, movilidad y resistencia al polvo, a las salpicaduras y a la congelación. Mi equipo Olympus nunca me ha fallado, ni siquiera en las condiciones más adversas, y esa es una de las razones por las que llevo más de 15 años siendo fiel a Olympus.

En lo que respecta a la movilidad, existe una gran diferencia entre tener que fotografiar a la altura de la rodilla con un equipo completo de gran tamaño y especialmente pesado que incorpora un trípode voluminoso, y poder hacerlo a la altura de las focas grises con un equipo ligero usando solo la mano. La perspectiva desde el suelo te permite obtener fotos de animales más impactantes e interesantes que serían completamente distintas desde una posición un poco más elevada.

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 300mm F4.0 IS • F4.0 • 1/160 • ISO 1600

El M.Zuiko Digital ED 300mm F4.0 IS PRO es el objetivo imprescindible en Heligoland, ya que solo puedes acercarte unos 30 m a las focas grises. A veces, se puede usar incluso el teleconversor MC-14 para ver animales a través del visor. Por lo tanto, puedes fotografiar con con un 420 mm sin trípode, lo que equivale en un sistema de 35 mm a una distancia focal de al menos 840 mm. La función Sync-IS supone una gran ventaja para ello, y los puntos fuertes del sistema Micro-Four-Thirds en comparación con los sistemas que disponen de sensores mayores son bastante evidentes. Esto se debe a que, aparte del peso, el precio, normalmente de 5 dígitos, de estas distancias focales es realmente desorbitado y, por lo tanto, hay muy pocos fotógrafos en Heligoland que tomen fotos con un equipo de estas características. La mayoría de ellos utilizan distancias focales de zoom de entre 100 y 400 mm, que son razonablemente asequibles, pero no pueden capturar los animales a una distancia de 30 m con relleno de formato. Otra opción es tomar una sección de imagen mayor y, posteriormente, recortar las imágenes durante el procesamiento; sin embargo, esto también anula la supuesta ventaja de los sensores grandes. Un objetivo 300mm Pro de Olympus es relativamente barato y ofrece al menos el mismo rendimiento, lo que permite a muchos más fotógrafos encontrar una forma asequible de dedicarse al género de la fotografía de animales, cada vez más popular.

Hay que tener en cuenta que hay guardas que “vigilan” a los animales para protegerlos. Si te acercas más de 30 m, el guarda te hará retroceder, o bien las propias focas grises te dejarán claro que estás demasiado cerca. En casos excepcionales, puede que incluso tengas que ponerte de pie rápidamente para escapar porque, aunque los animales parecen un poco torpes, se mueven muy rápido en tierra firme. Un toro de aproximadamente 300 kg puede alcanzar hasta 20 km/h en tierra.

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 300mm F4.0 IS PRO • F4.0 • 1/200 • ISO 1600

Consejos fotográficos y sobre equipos

1.) En Heligoland, siempre se necesita una cámara resistente a las salpicaduras, al agua y al polvo. Cuando el viento sopla fuerte, no solo te llega la bruma marina, sino también la arena proveniente del suelo. La OM-D E-M1 Mark II y los objetivos M.Zuiko PRO pueden resistir estas condiciones sin problemas, mientras que otros equipos tienen que cubrirse bien con bolsas de plástico. A veces, cuando se dan estas condiciones, los fotógrafos que usan Olympus son observados con envidia por los demás fotógrafos.

2.) Asegúrate de usar un filtro protector para la lente frontal de tus objetivos. En mi opinión, el filtro protector original de Olympus es recomendable, ya que tiene el mismo revestimiento que los propios objetivos y, por lo tanto, la calidad de imagen de los objetivos se conserva incluso con el filtro. En Heligoland, es inevitable limpiar los objetivos con más frecuencia, ya que están siempre "sucios" y deben estar limpios.

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 300mm F4.0 IS PRO + M.Zuiko Digital 1.4x teleconverter MC‑14 • F5.6 • 1/800 • ISO 1600

3.) Ponte botas y ropa impermeables y de abrigo. En mi caso, me compré un traje térmico de los que se usan normalmente en el sector pesquero y botas canadienses, que me mantienen caliente y seco incluso los días fríos y húmedos. Si pasas frío mientras fotografías, se acabó la diversión.

4.) Toma fotos en modo manual y ajusta la función Extend. LV para el disparo manual en "OFF" para poder determinar la luminosidad de las imágenes en el visor o en la pantalla antes de capturarlas. (Menú D2 - Extend. LV - disparo manual - OFF).
Mientras la luz no varíe, a veces puedes disparar con la misma configuración sin tener que corregir cada imagen individualmente en la posproducción. Si la exposición está ligeramente apagada, puedes corregir la imagen de una serie y transferir fácilmente la configuración a las demás imágenes. De esta formas, te ahorras mucho trabajo y, por experiencia, sé que en Heligoland se hacen numerosas fotos a la vez.

OM-D E-M1 Mark II • M.Zuiko Digital ED 300mm F4.0 IS PRO • F4.0 • 1/250 • ISO 800

5.) Tómate tu tiempo para hacer las fotos. Primero, observa a los animales durante un rato y estudia su comportamiento. Déjate inspirar por lo que ves antes de pulsar el disparador. No tengas prisa por disparar. Verás que las imágenes saldrán mejor si te lo tomas con calma y disfrutas realmente captando los momentos. Es lo que se denomina Fotografía lenta.

6.) Llévate suficientes tarjetas de memoria.

7.) En cuanto a la duración de la batería, no tengo ninguna queja de la E-M1 Mark II. Necesitamos un máximo de dos baterías al día y no tuvimos ningún problema. Quizás puedes llevarte una tercera batería de reserva. Si fotografías con objetivos más grandes como el M.Zuiko Digital ED 300mm F4.0 IS PRO, te recomiendo la empuñadura HLD-9 para disfrutar de un mejor agarre.

Productos utilizados:

OM-D E-M1 Mark II
M.Zuiko Digital ED 300mm F4.0 IS PRO
Teleconversor M.Zuiko Digital 1.4x MC 14
M.Zuiko Digital ED 12-40mm F2.8 PRO