Authentication - Register

Complete the form below to create your account

This will be your public name in the community
We need this to keep you informed about your account

Mandatory data for replying to your request.

Why you'll love MyOlympus

All members get access to exclusive benefits:

  • Member community
  • Register products
  • Extended warranty
  • Monthly newsletter

Entre águilas reales y quebrantahuesos

E-M1 Mark II • M.ZUIKO Digital ED 300mm 1:4.0  • 1/400s • ISO 1000

Armado con dos cámaras Olympus OM-D E-M1 Mark II a las que ya les había echado el ojo, empecé el nuevo año con unas ganas inmensas de probar todas las funciones. Quería descubrir por mí mismo si, en la práctica, esta cámara es de verdad más adecuada para la fotografía de animales y aves que su predecesora.
Así que me fui a Suecia y al círculo polar, en unas condiciones medioambientales extremadamente duras, a probar suerte e intentar ver águilas reales de cerca y, después, a fotografiar el vuelo de los quebrantahuesos en los Alpes suizos.

Las águilas reales no estuvieron mucho por la labor. Después de cinco días escondido en una cabaña, solo tuve la oportunidad de verlas de cerca una vez, con unas condiciones de luz poco propicias. Pero lo que sí pude comprobar fue lo silenciosa que es la cámara a la hora de hacer la fotografía. Una cualidad muy valiosa, pues estos animales son muy tímidos y desconfiados.

E-M1 Mark II • M.ZUIKO Digital 8mm 1:1.8  • 1/13s • ISO 3200

E-M1 Mark II • M.ZUIKO Digital ED 300mm 1:4.0  • 1/160s • ISO 1600

Probé la función ProCapture durante horas con un grupo de camachuelos. Mi entusiasmo por esta función iba en aumento con cada secuencia. Quién no se ha tirado nunca de los pelos tras intentar por enésima vez capturar el momento exacto en el que un somormujo se mete en el agua, por ejemplo, o el instante en el que un pájaro echa a volar desde una rama y cosas así. Gracias a ProCapture, logré capturar el momento exacto en el que los pájaros echaban a volar. Al disponer de casi un segundo antes de disparar hasta 14 fotos, ya no me pierdo ese instante y puedo seleccionar el mejor momento en el ordenador más tarde.

Tras regresar de Suecia, fui directamente a Valais para ir al paso del Gemmi con los colegas de la Sociedad Alemana de Fotografía de Animales (GDT, por sus siglas en alemán) en Suiza a la "caza" del quebrantahuesos. Aquí es donde realmente hace falta velocidad, paciencia y un buen enfoque automático, ya que los quebrantahuesos pueden venir por el bosque, la nieve, las rocas o el cielo abierto, y no suelen esperarte.

Entonces llegó la hora de la verdad: un primer quebrantahuesos se acercó y las cámaras trabajaron a todo rendimiento. En solo 2 horas, hice casi 1500 fotos. El modo AF continuo a 18 fotografías por segundo es verdaderamente rápido. La tarjeta de memoria se llena más rápido de lo normal. Luego, en el ordenador, pude comprobar que el enfoque automático funciona de manera extremadamente precisa y que no nota los efectos del cambio de paisaje de fondo. Esta es otra diferencia con respecto al modelo anterior.

E-M5 Mark II • M.ZUIKO Digital ED 12-100mm 1:4.0  • 1/1600s • ISO 200

E-M1 Mark II • M.ZUIKO Digital ED 300mm 1:4.0  • 1/500s • ISO 800

Otro aspecto positivo es que, mientras se sigue el vuelo de los animales con el dedo en el disparador de la cámara, también es posible visualizar y fijar a los pájaros en el visor electrónico. La velocidad de visualización de 60 Hz y el alto rendimiento de procesamiento son más que suficientes. Del mismo modo, creo que es muy útil poder ver el histograma y los campos de foco activos en tiempo real.

Después de este viaje, me queda bastante claro que he tomado la decisión correcta con el cambio y puedo irme a Groenlandia o cualquier otra parte del mundo con total tranquilidad y sin preocupaciones gracias a la OM-D E-M1 Mark II y los objetivos M.ZUIKO PRO. Tanto para momentos de acción como para situaciones de mayor calma, fotografiar traviesos pájaros, paisajes, detalles o la tranquilidad de las estrellas, ya no necesito preocuparme por la tecnología, tan solo he de dedicarme por completo a los motivos y a desarrollar mis ideas fotográficas.

La calidad de imagen, el rendimiento y el peso me parecen perfectos.
Y con mayor flexibilidad que antes.

Ya tengo ganas de hacer el próximo viaje.

E-M1 Mark II • M.ZUIKO Digital ED 300mm 1:4.0  • 1/3200s • ISO 800